Seleccionar página

Zugarramurdi: Un Pueblo de “SORGIÑAK”

Zugarramurdi: Un Pueblo de “SORGIÑAK”

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Todo territorio se construye mediante historias. Un sinfín de fechas, lugares y personajes que, entretejiéndose en un mismo espacio, hacen de un pedazo de tierra un territorio único testigo de todo lo que en él acontece. ZUGARRAMURDI

Muchas de estas historias perduran en el tiempo a través de la oralidad y escritos. Algunas son conocidas como hechos históricos, otras como mitos, otras como leyendas, otras como cuentos…. Pero, ¿quién tiene el poder de nombrar y de establecer qué hechos serán recordados como parte de la historia, leyendas, mitos o cuentos? ¿Bajo qué intencionalidad nombramos cada hecho y recuerdo de una manera concreta?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”2511″ img_size=”full” style=”vc_box_border” border_color=”chino”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Este pueblo guarda múltiples historias, entre las que destaca la leyenda “Zugarramurdiko Sorgiñak”. Cuenta esta leyenda que caminando por un sendero cerca del casco urbano se encuentran unas inmensas cuevas donde las brujas de la comarca se congregaban y realizaban los llamados “Akelarreak”.

En estos akelarres las brujas o “sorgiñak”, consideradas seres mágicos con poderes especiales, realizaban males de ojo, maldiciones y reuniones con el diablo, el cual adoptaba apariencia de macho cabrío durante estos círculos.

Estas “prácticas” por parte de algunas mujeres del municipio llevó a que durante el siglo XVII el señor Fray León de Araníbar, abad del Monasterio de Urdax, las denunciara ante la Inquisición con el “propósito” de salvar al pueblo y el municipio del diablo y sus cómplices las brujas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Aquí en LoÚltimo.co te contamos acerca de este pueblo, Zugarramurdi: un pueblo de Sorgiñak “Brujas”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”2510″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_border” border_color=”chino”][vc_column_text]

En el pueblo de Euskal Herria, más concretamente a unos 83km de la capital de Navarra o Nafarroa (en euskera) y haciendo frontera con Lapurdi, se encuentra un pueblo de apenas 300 personas llamado Zugarramurdi.

[/vc_column_text][vc_column_text][/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cuevas de Zugarramurdi

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column][vc_gallery type=”nivo” interval=”3″ images=”2512,2513,2514,2515″ img_size=”full”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]

¿Fantasía o realidad? Las “sorgiñak”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

A estas alturas de la historia muchas personas defenderán que esta leyenda no es real, o al menos no en su totalidad. Tales brujas o “sorgiñak” o no existieron o lo hicieron en una forma muy distinta de la que nos han contado. Fueron mujeres con “otras prácticas” que fueron acusadas por herejía y prácticas demoníacas por la Santa Iglesia, condenándolas a morir en la mayoría de los casos en la hoguera.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”2517″ img_size=”full” add_caption=”yes” style=”vc_box_border” border_color=”chino”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”2518″ img_size=”full” add_caption=”yes” style=”vc_box_border” border_color=”chino”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”2520″ img_size=”full”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Sin embargo, si escarbamos un poco en esta leyenda, podemos ver cómo la persecución y quema de brujas fue una estrategia utilizada por los intereses políticos y económicos de un emergente capitalismo con el propósito de erradicar todas aquellas prácticas y organización social que pusieran en peligro su poder.

Como explica la filósofa, escritora y feminista Silvia Federici en su obra “Calibán y la Bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria”, el capitalismo se valió de estas leyendas de brujas para introducir cambios en los procesos de reproducción social y reproducción del trabajo, rompiendo con la organización y propiedad comunal que existía en aquel entonces.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

En el caso concreto de las mujeres, se desplegaron diversos mecanismos hasta llegar a lo que actualmente conocemos como la “división sexual del trabajo” y los valores de feminidad y domesticidad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”2522″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_border” border_color=”chino”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Entre ellos destaca la crisis poblacional que se dio durante los siglos XVI y XVII, el cual hizo que las cuestiones de reproducción pasaran a ser asunto de Estado y objeto de debate intelectual. Así, mientras se asentaba este nuevo discurso con el fin de regular la procreación de las mujeres, la persecución de las conocidas “brujas” aumentó, demonizando cualquier tipo de control de natalidad y sexualidad no reproductiva e imponiendo severos castigos a todo lo relacionado con el aborto, infanticidio y anticoncepción.

Sorgiña: partera, la que hace nacer

Desde esta perspectiva aquellas mujeres perseguidas y condenadas a la hoguera no fueron brujas con poderes sobrenaturales ligados al mundo demoníaco. Aquellas mujeres de Zugarramurdi eran personas pertenecientes a una cultura ligada a la tierra y con raíces paganas.

De hecho, la palabra “sorgiña” literalmente se traduce en “partera, la que hace nacer”. Estas tenían amplios conocimientos sobre la naturaleza, plantas y hierbas medicinales y gran dominio sobre cuestiones de fertilidad, partería y métodos anticonceptivos. La tierra era considerada la dueña de la vida y del mundo, y por este motivo todas las fiestas y rituales sagrados eran realizados en cuevas, consideradas las entrañas de “Ama Lur”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=gY1Y_RvcPkI”][vc_column_text]

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, estas prácticas suponían un riesgo para el nuevo orden, por lo que estas fueron satanizadas para generar miedo dentro del pueblo y así legitimar la persecución y quema de brujas por parte de la Inquisición. En vez de rituales y fiestas hablaron de aquelarres; nombraron a los cánticos conjuros; afirmaron que sus palabras eran sortilegios malignos; y defendieron que sus creencias paganas en realidad eran parte de la magia oscura. Este discurso legitimó que durante el siglo XVII 300 personas fueran arrestadas en Zugarramurdi y un gran número de ellas fueran juzgadas en el Proceso de Logroño en 1610.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Fantasía o realidad? Historia oficial vs Historia invisibilizada

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Zugarramurdi es famoso por su leyenda de “Zugarramurdiko Sorgiñak” o Brujas de Zugarramurdi. Sin embargo, esta leyenda esconde una triste historia tras de sí que desgraciadamente no sólo se dio en Zugarramurdi. Esta persecución de mujeres, además de atentar contra la vida de la mitad de la población, también atentó contra toda cultura que desafiara el nuevo orden capitalista. Persecución que nos puede recordar a otras muchas cacerías que hoy en día se están viviendo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_gallery type=”nivo” interval=”3″ images=”2530,2525,2526,2527,2528,2529″ img_size=”full”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

La cuestión es, ¿bajo qué discurso queremos contar la historia de un territorio? Zugarramurdi, un pequeño pueblo de Euskal Herria en medio de montañas, ¿qué historia contarían esas montañas, esas paredes, esos caminos, esas cuevas? ¿la de brujas con poderes sobre naturales que hacían rituales junto con el demonio, o de comunidades y mujeres cuyas prácticas supusieron un desafío al sistema productivo capitalista y que por ello fueron satanizadas y borradas de la historia? ¿Queremos recordarla como fantasía o realidad?

[/vc_column_text][vc_column_text]Por Noemí Gómez-Mendoza[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=f3uBdsog0no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_facebook type=”button_count”][/vc_column][/vc_row]

Videos recientes

Cargando...

Suscríbete a LoUltimo.co

Escribe tu Correo Electrónico para recibir los últimos artículos en tu Inbox!

Te has suscrito a LoUltimo.co!

Pin It on Pinterest